Aprende a limpiar tu coche

Con el paso de los años, cada vez me he vuelto más maniático con el mantenimiento y el estado de conservación general de mi coche, algo que me ha llevado a aprender a realizar un correcto lavado del vehículo y es que ir a una gasolinera y “dar un agua” por encima a la carrocería lo único que puede acabar provocando son daños a corto y largo plazo sobre la pintura así como con la chapa en general.

El proceso de lavado se puede dividir en varias partes. En primer lugar, en caso de estar muy sucio el vehículo, será necesario realizar un prelavado. En mi caso suelo acudir a la gasolinera más cercana a mi casa, le pongo 1 Euro a la máquina y con agua y jabón, a distancia, voy rociando todo el exterior del coche, humedeciendo la carrocería y quitando restos de barro, mosquitos o sal que se hayan podido pegar al coche durante su uso.

En segundo lugar procedo con la técnica de los dos cubos. Lleno dos barreños de agua, uno para limpiar los guantes de microfibra y otro con agua y champú. En mi caso, este último también incluye cera, pudiéndose adquirir en numerosos establecimientos como El Corte Inglés, Norauto o por Internet.

Con suavidad y siempre en línea recta, procedo a ir pasando el guante empapado en champú por toda la carrocería. Por norma general, por cada pieza del vehículo que enjabono introduzco el guante sobre el cubo de agua para limpiarlo, evitando que queden restos de suciedad o mosquitos que pueden acabar arañando el resto de la carrocería. Cada tres piezas cambio de guante.

Una vez hemos realizado el segundo paso llega el momento de aclarar. Le ponemos dos Euros a la maquina y a más de medio metro de distancia del coche comienzo a quitar el champú de la carrocería, empezando desde el techo y acabando con las llantas, dejando el coche reluciente y sin esa suciedad que muchas veces no somos capaces de quitar con la pistola de agua a presión.

Para muchos ya habremos acabado con la limpieza exterior de nuestro coche pero todavía nos queda el paso más importante de todos, el secado del coche, el cual evitará que todo el trabajo anterior se eche a perder.

Para ello adquirí hace ya tiempo varias toallas de microfibra que puedes encontrar por Internet desde unos 10 Euros. Debido al gran tamaño de estas, el secado se hace fácil y rápido en cuanto hayamos realizado esta operación dos veces.

Se que soy muy maniático con mi coche, pero me gusta secar la pintura sin arrastrar la toalla por la superficie. Mi técnica consiste en apoyar la toalla en una posición y esperar unos segundos a que absorba todo el agua, evitando arañar la carrocería con los famosos swings.

Aprender a lavar bien el coche es algo que deberíamos dominar y es que será el mantenimiento que más a menudo realizamos sobre uno de nuestros bienes más preciados.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.