20.000 Kilómetros al volante de un Bmw Serie 1 (I)

Como grandes fanáticos que somos a los coches, en PaddockArea siempre nos han gustado los deportivos, aquellos automóviles rápidos, eficaces así como capaces de sacarte una sonrisa cada vez que los conduces, motivo por el cual desde el momento en el que empezamos a trabajar y tener unos ahorrillos en la cuenta, nos lanzamos a lo loco y sin pensar a por coches de la marca de tracción trasera por excelencia para los mortales, BMW. ¿Te gusta conducir?

Así, sin haberle dado un par de vueltas a la cabeza, tras haber pasado por varios tracción delantera, acabamos con un Serie 1 y un Serie 3 en nuestros garajes. En esta ocasión os hablaré del 118d con código interno F21, un modelo de 3 puertas con el acabado M Sport Black Shadow y el motor diésel de 150 CV.

Toda esta locura dio comienzo cuando a principios de Abril del 2018 me empezó a rondar la idea de cambiar de coche. Los tracción trasera son nuestra pasión y como Porsche se nos iba de presupuesto, reducimos la lista a BMW, Mercedes-Benz y contados modelos de marcas generalistas como el Toyota GT86 o el Nissan 370Z. En la marca de la estrella la tracción trasera comienza con el Clase C, un modelo que a excepción de su versión Coupé, nunca me ha llamado la atención y el que me gustaba superaba con creces el limite marcado.

Los “japos” me agradaban pero el Toyota GT86 ó su hermano mellizo Subaru BRZ, además de tener un interior un tanto espartano para los más de 30.000 euros que piden, el motor u otros componentes del coche como las ruedas no me terminaban de convencer. Al Nissan la mayor pega que le se le puede encontrar es el mantenimiento de ese V6 al que le gusta tragar gasolina como si no hubiera un mañana, además de ser biplaza y contar con un maletero de adorno. De esta manera reducimos la lista al modelo de acceso a la gama de BMW, el Serie 1, el único compacto de tracción trasera del mercado.

El Serie 1 es un coche especial, proviene de aquellos Serie 3 e36 y 46 Compact que más tarde derivaron en lo que sería la primera generación del BMW Serie 1. Nuestro protagonista es la segunda variante con esta denominación y es especial por el simple hecho de ser el último compacto de tracción trasera del mercado y es que el futuro Serie 1 dará paso a un eje delantero motriz con el objetivo de reducir costes y mejorar la habitabilidad a cambio de perder ese tacto de conducción de la que tanta gala han hecho su antecesores.

Durante varios días estuve pegado al móvil configurando como me gustaría que fuera mi coche. Tenía claro que debía ser un Paquete M y tras ver las variantes Black Shadow, con parrillas, escape y llantas de 18 pulgadas en negro me lancé a por él. Hubo un momento que tuve serías dudas con el color, me gustaba la idea de un “full black” o también combinar el rojo con el negro. Acudí al concesionario más cercano de mi casa y en stock contaban con un 118d manual en el conocido Estoril Blue de la marca, un azul eléctrico que siempre me había enamorado. No me lo pensé y la primera semana de Mayo ya tenía en mis manos aquel bonito juguete.

MECÁNICA

Habrá quien se pregunte como un friki de los coches como es un servidor se lanzase a por un motor diésel pero para mi la decisión no fue muy complicada. El motor que me gustaba era y es el del 120i, un 2.0 turbo de 184 CV que rara vez le iba a ver bajar de los 10 Litros a poco que no tuviese cuidado con el pedal del acelerador. El 118i estaba descartado por ser un tres cilindros, son buenos motores pero no son para mi, pasando la solución irremediablemente por el 118d, el primer cuatro cilindros de la gama, una mecánica con dos litros de cubicaje, 150 CV y 320 Nm de par. Tras más de 20.000 km me reafirmo en que ha sido la decisión acertada, con un consumo medio de 6.5 Litros/100 Km que rara vez lo verás pasar de los 7,5 Litros cuando pongas el modo Sport+ y quieras divertirte.

Se trata del mismo motor que utilizan las variantes 20d del resto de la gama BMW pero con algunas piezas diferentes como el turbocompresor, los inyectores, la bomba del gasoil o el radiador y es que en la última hornada de modelos de la firma de Munich lo que ha hecho BMW con estos nuevos motores modulares es diseñar un cilindro con 84 mm de diámetro y 90 mm de carrera común para la casi totalidad de modelos, añadiendo más o menos cilindros en función de la potencia que se le quiera extraer a cada versión. En los seis cilindros también varía el número de turbos en función de las prestaciones requeridas.

El sonido en ciudad de nuestro protagonista se nos antoja un poco tosco, algo que pasa completamente desapercibido cuando entramos en autopista, el hábitat natural de este motor, donde a partir de 140 Km/h es cuando se empieza a encontrar a gusto. En la gran mayoría de circunstancias no es necesario reducir de marchas para realizar un adelantamiento con seguridad, tan solo es pisar el acelerador a la mitad y el coche comienza a ganar velocidad rápidamente.

Los 320 Nm de par motor están disponibles entre las 1.500 y 3.000 rpm ofreciéndonos un amplio margen de revoluciones donde operar. Por debajo de las 1.500 vueltas no es recomendable llevarlo, tiene poca fuerza y aumentan las vibraciones mientras que si seguimos por encima de las 3.000, el motor nos entrega la máxima potencia hasta unas 4.000 rpm. Por encima de ese régimen la respuesta va reduciéndose paulatinamente hasta llegar a las 5.000 rpm siendo este el régimen máximo de giro de este propulsor. Sin lugar a dudas, es entre las 2.000 y 3.500 la zona donde debemos conducir este diésel y es que es ahí donde mejores prestaciones encontraremos, con un empuje superior a lo necesario para circular legalmente en nuestro país.

El motor, colocado en posición delantera-longitudinal, va asociado en esta unidad a un caja de cambios manual de seis marchas disponible en opción, por unos 2.500 euros, la transmisión automática ZF de ocho marchas, una completa maravilla tanto para aquellos que busquen confort como prestaciones. La caja de nuestro Serie 1 es lenta debido a la separación que existe entre las diferentes marchas pero que a cambio te ofrece uno de los mejores tactos deportivos que jamás antes había probado. El embrague, así como el propio tacto de la palanca, es duro, teniendo que ejercer más fuerza que en otros modelos de la competencia. La caja de un Audi A3 es más suave y rápida, con tacto muy bueno pero diferente al del BMW. Se aprecia la clara diferencia de enfoque entre un vehículo y otro.

RODAJE Y FALLOS

Durante los primeros 500 kms parecía un abuelo, “pisando huevos” para no forzar el motor y es que al principio no importa que revoluciones un poco el motor, si no que circules el máximo tiempo posible en caliente y con poca presión sobre el acelerador. Además, el manual de usuario indica que los frenos, neumáticos y embraguen necesitan 500 kms para estar 100% operativos, más motivo aún para ir tranquilos y suaves en todo momento.

Según fueron pasando los kilómetros, con algún que otro viaje de por medio para acelerar el proceso y poder disfrutar del coche lo antes posible, fui paulatinamente aumentando el nivel de exigencia siempre dentro de unos margenes, hasta aproximadamente los 2.000 kms, momento en el que según el fabricante finaliza el proceso de rodaje, cuando llegué por primera vez a unas 4.000 rpm. A los 10.500 kms hice el primer cambio de aceite al coche, haciendo uso del conocido Castrol 5W30 C3 y ahora, dentro de poco, llegará el segundo. BMW recomienda realizar el mantenimiento a estos motores cada 30.000 kms ó 2 años, pero por precaución hemos preferido hacerlo cada 10.000 kms ó 6 meses.

Sobre los 19.000 kms se encendió el testigo de avería de motor sobre el cuadro de instrumentos. El coche funcionaba bien, el motor no hacía ningún ruido raro ni tenía comportamientos extraños por lo que decidí llevarlo al concesionario haciendo uso de la garantía. Dos días después de dejarlo me llama Carlos, Asesor de Servicio, y me cuenta que han tenido que cambiar las dos sondas lambda. Hasta la fecha este ha sido el único problema que ha tenido nuestro Serie 1, un fallo raro y que toquemos madera para que sea el último en mucho tiempo.

En la próxima entrega analizaremos el chasis, comportamiento así como el interior y las calidades del coche.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.