Mercedes-AMG GT R Pro ¿Era necesario?

Apenas había comenzado esta década cuando en Mercedes-Benz y más concretamente en su división deportiva tomaron la decisión de dar relevo al SLS AMG, el “Alas de Gaviota” del Siglo XXI y el primer deportivo desarrollado desde cero por AMG. En Mercedes afirmaban tener uno de los coches más bellos jamás fabricado pero no fue hasta Septiembre de 2014, cuando en el Salón del Automóvil de Paris conocimos al AMG GT definitivo, un vehículo de menor tamaño que su predecesor, con puertas convencionales y un motor V8 que había ganado dos enormes turbos entre las bancadas de cilindros en detrimento del famoso 6.2 atmosférico con el mítico sonido que nos recordaba a los viejos muscle car americanos.

Llegó al mercado a comienzos de 2015 con dos variantes disponibles, AMG GT y AMG GT S y en un principio únicamente con carrocería cerrada. El primero generaba 460 CV mientras que el segundo, gracias a un cambio en la gestión electrónica de la centralita, aumentaba dicha potencia hasta los 510 CV, una cifra muy inferior de la que hacía gala el SLS AMG pero que gracias a la mejora en la tecnología, los neumáticos y en los sistemas “Launch Control” el AMG GT S era capaz de realizar el 0 a 100 Km/h exactamente en el mismo tiempo, 3.8 segundos.

Según fueron pasando los meses, AMG empezó a pensar en aumentar la gama de motores disponibles en el GT y fue a finales de 2016 cuando la firma de la estrella presentó un primer restyling acompañado de lo que hasta la fecha sería la variante más prestacional, deportiva y radical del modelo, el AMG GT-R, un coche diseñado para llegar al circuito conduciendo, hacer la vuelta más rápida y volver a casa sin necesidad de llevarte un camión donde transportar tu coche de “carreras”.

Los ingenieros le dieron una vuelta de tuerca al V8 Twin Turbo de 4.0 Litros para aumentar la potencia hasta los 585 CV, cifra que le permitía alcanzar los 100 Km/h desde parado en 3.5 segundos y una velocidad punta de 330 Km/h. Esta variante venía acompañada de cambios estéticos como una nueva parrilla, de mayor tamaño, que automáticamente copiaron el resto de versiones con el apellido AMG GT, siendo el alerón trasero de fibra de carbono, el difusor o la salida de escape central las principales diferencias entre los modelos de acceso a la gama y el GT-R. También introdujo un sistema que permitía al conductor ajustar el nivel de control de tracción que requería en cada momento, dando la posibilidad de realizar “cruzadas” de mayor o menor tamaño en función de las manos de cada uno y las condiciones de la carretera.

Por supuesto también hicieron acto de presencia las versiones Roadster con techo de lona así como el Mercedes-AMG GT C, una variante a medio camino entre el GT S y el GT R con 557 CV de potencia y el mismo ancho de vías que el GT R, ideal para aquellos adinerados conductores que buscaban la estética más radical del modelo sin el tarado de suspensiones, motor o escape del “R”, completando de esta manera un gama diseñada desde el primer momento para robar ventas al Rey de los deportivos, el Porsche 911.

Cuando parecía que la gama ya estaba completada con versiones enfocadas a un alto confort y otras diseñadas para el circuito, llega Mercedes-AMG y lanza lo que en un primer momento se pensó que llevaría el ilustre apellido “Black Series” pero que finalmente recibió la denominación AMG GT R Pro, una vuelta de tuerca más al GT R que conocimos en 2016 y es que la directiva de Daimler quiere contar en sus filas, a falta de la llegada del Mercedes-AMG Project One, de un superdeportivo capaz de rivalizar de tú a tú en la pista con coches del calibre del Porsche 911 GT2 RS, Lamborghini Huracán Performante o Ferrari 488 Pista y es que este nuevo modelo tiene un objetivo claro, permitir a su propietario marcar el mejor tiempo en un track day y ser uno de los vehículos más rápidos de todos los tiempos en el mítico trazado alemán de Nurburgring.

A nivel mecánico, el Mercedes-AMG GT R Pro cuenta con el mismo propulsor que el GT R “convencional”, es decir, el V8 Twin Turbo de 585 CV a 6.250 rpm y un par motor de 700 Nm disponibles desde tan solo 2.150 rpm pero es en el chasis y la aerodinámica donde la variante Pro marca las diferencias y es que nuestro protagonista de hoy cuenta con nuevas estabilizadoras regulables, suspensión de tipo coilover, neumáticos semi-slicks firmados por Michelin y barras antivuelco, que además de aumentar la seguridad de los ocupantes también mejora la rigidez del conjunto.

Los soportes donde se ancla el motor y la caja de cambios han sido rediseñados con el objetivo de reducir el movimiento de los mismos mientras que el equipo de frenos está compuesto por discos carbonocerámicos, ideales para circuito. El alerón trasero, además de crecer en tamaño, también es regulable, permitiendo aumentar la carga aerodinámica en circuitos lentos o mejorar la velocidad punta en pistas rápidas. También encontramos cambios en el frontal con un nuevo splitter y salidas de aire en los pasos de rueda, reduciendo el drag a la vez que aumenta la carga en el eje delantero.

En el interior, además de las barras antivuelco anteriormente mencionadas, también hace gala de unos asientos de tipo baquet, únicos en la gama AMG GT, arneses de cuatro puntos y un extintor debajo del copiloto, un detalle imprescindible en circuito y en vehículos de esta clase.

Todas las mejoras realizadas en la variante más prestacional del único modelo diseñado exclusivamente por AMG en la actualidad han supuesto una mejora de 7 segundos en el “Infierno Verde”, dejando el crono en 7 minutos y 4 segundos, cifra que le introduce por méritos propios en el olimpo de los superdeportivos y que por poco más de 200.000 euros que cuesta en España este vehículo nos permitirá rivalizar de tú a tú con vehículos del calibre del Porsche 918 Spyder, el cual le cuadriplicaba en precio en el año 2013.

Por último os dejo la vuelta rápida onboard al circuito de Nürburgring del protagonista de este artículo. Sube el volumen y disfruta.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.