Audi sigue apostando al diésel con el S7 Sportback TDI

Por mucho que las ventas caigan en picado en los últimos dos años, el diésel sigue teniendo cuerda para rato y es que a día de hoy, todavía son muchos los fabricantes que siguen apostando por motorizar a sus nuevos lanzamientos con mecánicas alimentadas por gasóleo. La última en hacerlo ha sido la marca de los cuatro aros con la presentación del nuevo Audi S7 Sportback TDI, una berlina de altas prestaciones que por primera vez en su corta historia llevará la firma de Audi Sport junto al emblema TDI y es que para Audi y el Grupo VAG los diésel aún tienen futuro a corto-medio plazo.

Habrá quien se pregunte qué sentido tiene un coche que casi con total seguridad superará la barrera de los 100.000 euros alimentado por una mecánica que a priori es de todo menos deportiva. Razón no se la puedo quitar a quien piense de esa manera pero la realidad es que para las marcas Premium, al menos en España, el diésel sigue siendo el combustible que más ventas representa, motivo por el cual Audi, BMW y Mercedes-Benz siguen lanzando al mercado nuevos modelos con numerosos motores diésel cada vez más limpios y avanzados.

Para la ocasión, Audi ha tomado como base el motor V6 TDI que ya montan otras variantes de la actual generación del A7 Sportback al cual se le han realizado numerosas modificaciones para lograr alcanzar los 350 CV de potencia y 700 Nm de par. Se trata de un motor de 3.0 Litros de capacidad sobrealimentando mediante un turbo y un compresor eléctrico que ayuda a reducir el famoso lag así como mejorar las prestaciones y reducir el consumo final del coche.

Es lo que Audi denomina Mild-Hybrid o hibridación ligera, un sistema que funciona gracias a una red de 48 V y permite que el compresor sea el encargado de arrancar el vehículo así como reducir el tiempo de respuesta desde que se pisa el acelerador hasta que el vehículo comienza a ganar velocidad y es que el compresor es capaz de girar a 70.000 rpm. En ningún caso puede empujar el vehículo sin la ayuda del motor térmico pero en determinadas circunstancias, el V6 TDI se apaga, como puede ser el caso de una bajada, aprovechando la inercia y reduciendo de esta manera el consumo, siendo en este caso el compresor eléctrico el encargado de mantener activos todos los sistemas del vehículo como el climatizador o las diferentes pantallas.

Audi no ha dado información acerca del peso del conjunto pero si ha mencionado que el nuevo Audi S7 Sportback TDI 2019 es capaz de alcanzar los 100 Km/h desde parado en 5.1 segundos, cifra que es posible de lograr gracias al uso del famoso sistema de tracción total Quattro que en esta ocasión está compuesto por un diferencial central autoblocante con un reparto de par prefijado de un 40% al eje delantero y el 60% restante al trasero. Este porcentaje puede ser alterado en cuestión de milésimas de segundo por la ECU con el objetivo de maximizar la capacidad de tracción, siendo capaz de enviar un máximo de un 85% de par a las ruedas posteriores y hasta un 70% delante.

El eje trasero, con el objetivo de hacer el vehículo más rápido a la salida de una curva cuenta de serie con un diferencial activo capaz de modificar el reparto de la fuerza del motor entre las dos ruedas traseras de manera independiente. También hace gala de dirección a las cuatro ruedas consiguiendo de esta manera hacer un vehículo más ágil a baja velocidad y más estable en cruceros altos. La caja de cambios es la famosa ZF8, con diferencia el mejor convertidor de par del mercado, con levas tras el volante y un total de ocho marchas.

En cuanto a la estética se refiere, el nuevo Audi S7 Sportback TDI 2019 presenta ligeros cambios, tanto en el exterior como el interior que lo permiten diferenciarse, ligeramente, del resto de modelos de la gama. La mayor diferencia la encontramos en la zaga, donde cuatro salidas de escape en los extremos del difusor ponen la guinda al pastel acompañados por una parrilla cromada específica así como unas llantas de 20 pulgadas con frenos carbocerámicos, en opción, en su interior.

Una vez dentro del habitáculo, el volante achatado en su sección inferior, los asientos con el emblema “S” y el Audi Virtual Cockpit con el tacómetro situado en una posición central son las únicas diferencias que apreciamos respecto a un Audi A7 Sportback sin la firma de Audi Quattro GmbH.

El Audi A6 berlina y Avant, hermanos del A7 Sportback, también incorporarán esta variante deportiva en sus respectivas gamas manteniendo idénticas los cambios presentados en el Audi S7 Sportback 2019.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.